4 innovaciones tecnológicas que definirán al comercio en los próximos años

Aunque esto no implica el olvido del comercio tradicional. Todo apunta a que, como muchos sectores, se desarrollará en un entorno híbrido. Las tiendas serán físicas y digitales al mismo tiempo, ampliando así el abanico de posibilidades para los consumidores.

El principal efecto de la transformación digital en el comercio ha sido la multiplicación de oportunidades y facilidades para usuarios y consumidores. Acceder a cualquier producto es hoy más barato, rápido y sencillo que nunca, aunque la evolución es constante, y la presencia del medio digital será aún mayor en los próximos años. En cambio, los grandes desafíos y desarrollos en el sector se encuentran ahora a nivel interno, en la transición hacia un modelo más eficiente y sostenible.

Cuesta vaticinar cómo se desarrollará el futuro, pero estas son las posibilidades que tenemos más cerca para ver esta transformación del comercio electrónico:

  1. Metaverso: Meta, la empresa matriz de Facebook, es quien más está apostando por este modelo de realidad virtual, y el propio Mark Zuckerberg presentó el año pasado cómo sería asistir a una reunión de trabajo, e incluso practicar deporte en este mundo virtual. Algunas marcas del sector textil han comenzado a presentar sus propias tiendas en el metaverso, ya es posible comprar “parcelas digitales”, y más de un millón de personas presenciaron un concierto el verano pasado de la artista Ariana Grande. Así que no resulta demasiado lejana la idea de hacer nuestra compra mediante un avatar.
  2. Personalización: Ofrecer experiencias cada vez más personalizadas a los usuarios, basadas en sus gustos y preferencias es uno de los retos a los que se enfrenta el comercio. El manejo de datos y la huella digital que dejamos es una fuente inmensa que ha servido para perfeccionar su capacidad de acercarse a los intereses del consumidor.
  3. Realidad fusionada: Las realidad virtual, junto a la aumentada, permitirán mejorar la experiencia de los usuarios. Esta transformación del comercio no supone que las tiendas físicas cedan su espacio al comercio digital, sino que coexistirán y evolucionaran juntas.
  4. Sostenibilidad por bandera. Nuestro modelo de consumo y producción está cada vez más orientado al de economía circular, que apunta a ser el gran fenómeno de consumo en los próximos años. El sector textil es uno de los abanderados, y cada vez existen más opciones para dar una segunda vida a las prendas. De un modelo de consumo rápido e intensivo, pasaremos a un modelo de reutilización de los productos.

Nos encaminamos hacia un modelo de consumo más sostenible y menos masificado. Nuestras experiencias de consumo serán más personalizadas y todo girará en torno a la experiencia del usuario. Un cambio que vendrá de la mano de la evolución del sector de la logística y del transporte, que si ya es fundamental para el sector retail, adquirirá incluso más valor e importancia, tanto para empresas como usuarios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *