¿Cómo saber si a tu equipo le faltan Soft Skills?

Según una encuesta de Adecco, el 44% de los ejecutivos de las empresas analizadas dijo que la falta de habilidades sociales era la mayor brecha de competencia que vieron en la fuerza laboral. Mientas que el 67% de los gerentes de recursos humanos dijeron que contratarían a un candidato con sólidas habilidades blandas incluso si sus habilidades técnicas fueran deficientes. Por su parte, solo el 9% contrataría alguien con sólidas credenciales técnicas pero débiles habilidades blandas.

Señales de que a tu equipo le faltan habilidades blandas

Hay algunas señales que podrían indicar que a tu equipo, le falta fortalecer el desarrollo de sus habilidades de relacionamiento.

  1. Más quejas y reclamos

¿Ocurre con mayor frecuencia que recibes de parte de tus clientes y consumidores quejas sobre el desempeño de los empleados de tu empresa que operan en primera línea, los que tienen relación directa con los clientes y representan a tu marca? ¿Sucede que los comentarios negativos sobre experiencias desagradables con tú productos o servicios se incrementan en las redes sociales? Estas situaciones pueden estar evidenciando que las habilidades blandas de tus colaboradores pueden estar requiriendo de ajustes. Un cliente que tiene una queja o un reclamo que no logra ser bien canalizado por el empleado de primera línea de atención, lo va a escalar o va a publicar en redes que está insatisfecho. Si tus colaboradores no pueden lidiar adecuadamente con estas situaciones, puede ser debido a que les faltan habilidades de comunicación de solución de problemas, de manejo de conflictos u otras de similar característica.

  1. Rotación Incrementada

Es posible que durante el proceso de reclutamiento y selección, no se preste la debida atención a habilidades blandas cruciales tales como la capacidad de trabajar en equipo, de adaptarse a situaciones cambiantes o de simplemente, poderse comunicar adecuadamente en el entorno laboral. Ello tarde o temprano va a precipitar decisiones de desvinculación de personas con los resultados previstos. Pero junto con ello, las personas quienes carecen de habilidades blandas o no las tienen lo suficientemente desarrolladas, tienden a renunciar con mayor frecuencia debido a sus dificultades para llevarse bien con sus compañeros de trabajo.

  1. Pérdida de clientes

En tiempos como los actuales, en los que nuestros clientes están sometidos a múltiples “tentaciones” de parte de nuestra competencia para cambiarse con ellos, las habilidades de retención de clientes se vuelven cruciales. Cuando nuestros colaboradores carecen de las habilidades para mantener fascinados a los clientes con nuestros servicios y nuestra actitud hacia ellos, esto ocasiona, más temprano que tarde, que los clientes presten oídos a los cantos de sirena de la competencia con la consiguiente pérdida de ingresos y deterioro de nuestra cartera de clientes.

Por lo tanto, cuando en tu empresa detectes uno o más de estos síntomas, una manera saludable de abordar el problema es revisar si es que no es momento de organizar y echar a andar un plan de desarrollo de habilidades blandas entre los integrantes de tu equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *